Emprender y Aprender

coworking foto

En mi país, Ecuador y en ciudades como Cuenca, se ha empezado a “conversar” y además a trabajar en apoyo al emprendimiento Dinámico. Según el Monitoreo de Emprendimiento Global, Ecuador es uno de los países de Latinoamérica con mayor índice de emprendimiento, lamentablemente este índice corresponde al emprendimiento por necesidad el cual no necesariamente desarrolla la economía ni genera empleo.

La necesidad de desarrollar el emprendimiento dinámico y dar valor agregado con innovación y creatividad a los productos y servicios que se generan, han permitido que se empiece a hablar de nuevas herramientas de generación de emprendimiento pero sobre todo de nuevas actitudes y habilidades necesarias para este tipo de emprendimiento.

Sin embargo, el reto, desde mi perspectiva, consiste en devolver la “magia” a las personas. Devolverles la capacidad de soñar y trabajar en la concreción de sueños. El sistema de educación tradicional está enfocado en reproducir y reforzar el sistema. Sólo se premia el “éxito” y la gente aprende a no tomar riesgos, a no investigar, a no ser curioso. Quizás son estas características las que hacen de un individuo, un emprendedor.

Según Ken Robinson, la mayoría de los niños en edad preescolar son genios en potencia pero tan pronto ingresan al sistema escolar van perdiendo esa genialidad. Los espacios que les permiten mantener o desarrollar esa genialidad no son precisamente las escuelas. De hecho a la gente creativa se le suele “proscribir” en la escuela.

Quizá podamos ir generando espacios de interaprendizaje, “Coworking spaces” donde la premisa es simplemente compartir aprendizajes y aprender de los otros. En espacios como estos se favorece la creatividad y se rompe paradigmas. Se logra que ideas sean cuestionadas y testeadas con miras a generar soluciones a problemas concretos. Con la posibilidad de generar emprendimiento dinámico.

Hace días se generó un gran evento en ciudad Yachay, la “ciudad del conocimiento” que pretende también ser la “ciudad del emprendimiento”. Me parece un proyecto genial y sin embargo pienso que es todo un reto integrar a la Academia con el emprendimiento dinámico, al menos en nuestro contexto. Pienso que el foco de los esfuerzos deberá ser como lograr que los ciudadanos de Yachay se apasionen con la investigación y la solución de problemas. Las aulas escolares en general y universitarias en particular deberán parecerse menos a cárceles donde se encierra la posibilidad de cuestionar y crear y parecerse más a espacios de coworking donde lo importante no es cuanto sabes sino cuanto estás dispuesto a compartir y cuanto estás dispuesto a trabajar en la búsqueda a respuestas a esas inquietudes que  consideras apasionantes.

Advertisements

Ecosistema de Sueños

Ecosistema de Sueños

A finales de 2013, INTEGRAR, la empresa que creé hace cinco años, se hizo cargo de llevar adelante, junto con la Empresa de Desarrollo Económico de Cuenca, Ecuador, EDEC EP, un proceso que buscaba identificar a los emprendedores innovadores y creativos de la ciudad. IMPÚLSATE, es un proceso que nos ha enseñado en primer lugar el gran potencial que existe en la ciudad y el país en lo que se refiere al emprendimiento dinámico. Además nos enseñó que los emprendedores quieren formar comunidades y redes que apoyen sus emprendimientos pero sobre todo que les brinden la energía necesaria para no claudicar en sus esfuerzos no sólo de poner un producto o servicio en el mercado y generar innovación si no sobre todo cambiar los viejos paradigmas de hacer empresa.
Definitivamente las herramientas técnicas son muy importantes para emprender, pero el capital emocional y la resiliencia son vitales. Estos factores se potencializan mejor formando comunidades, formando ecosistemas que generen masa crítica para que en sociedades como la nuestra se puedan cambiar algunas reglas del juego que están totalmente en contra del emprendimiento.

Tierra de Emprendedores

Henry Patterson, es un joven emprendedor, sólo tiene siete años y, según cuenta la página 20minutos.es, tiene ya su tercera empresa creada. No sé si llamarlo un ejemplo de emprendimiento pero definitivamente sí uno de decisión, de capacidad de “hacer las cosas” como sostiene la ideología maker. Pensando en el ejemplo de Henry me preguntaba, ¿qué podemos hacer para aportar en el desarrollo del espíritu emprendedor de los jóvenes de nuestra comunidad?

Gracias al Programa Tierra de Emprendedores y de su proyecto INNOVADORES, hemos caminado junto a un grupo de jóvenes a través de su realidad y de sus anhelos. ¿Los resultados? Los podrán ver en el programa a través de la tv o en youtube. En este episodio (número 6) podrán ver un resumen del proceso a la fecha.

Trabajando con jóvenes de dos colegios secundarios de la ciudad de Cuenca, Ecuador, he podido tener una idea, al menos mínima de las habilidades de creatividad e innovación que se están desarrollando en los espacios formales de educación. Así mismo he  podido conocer cómo los chicos y las chicas usan o no esas habilidades para plasmar sus ideas. Quizá la urgencia más grande es acompañarlos, facilitarles el proceso de caminar a través de sus inquietudes, incluso de sus  miedos. No decirles qué pueden hacer, sino permitirles que ellos mismos lo descubran…

Una wiki de cosas

Si en el siglo 20 el foco fue “democratizar el consumo” en el siglo 21 es “democratizar la producción”. El contenido libre a nivel de software y hardware está cambiando la forma como la gente hace cosas a su medida. El viejo formato de “una talla calza a todos” ha caducado. Desde Wikihouse el mensaje es “hagamos diseños que la gente los pueda construir, para que puedan vivir mejor”

Quizá lo más importante en este proyecto es el espíritu de permitir a las personas diseñar el mundo en el que quieren vivir.

Servicio Civil Ciudadano

???????????????????????????????

Servicio Civil Ciudadano, es un proyecto que pretende generar aportes creativos desde los jóvenes que contribuyan a mejorar las comunidades en las que viven y a la vez  les ayuden a  mirar otras posibilidades para su propio desarrollo personal.

Encontrarme con los facilitadores del proyecto, en el taller realizado en Quito los días 14 al 16 de mayo de 2013, ha sido una experiencia fortalecedora. Conocer a ese grupo de hombres y mujeres que, a pesar de adversidades y de las exigencias del reto, se apasionan por el trabajo, por acompañar y empoderar a los chicos y chicas del proyecto,  fue  enriquecedor.

Gracias por el entusiasmo que pusieron en el taller y gracias por  todo el maravilloso trabajo que realizan.  Como les prometí, comparto con ustedes varios links de información que podría interesarles:

  1. EL PROCESO
  2. TARJETAS Y CANCIONES
  3. Pensamiento de Diseño
  4. Memorias del Taller (Video)

Innovadores…

ImagenHablando de esta nueva ola que afortunadamente está comenzando a propagarse sobre maker o hágalo usted mismo y el maker space, gracias a la propuesta de un joven productor visionario, Renato Correa, y su programa Tierra de Emprendedores, estamos desde INTEGRAR, con la posibilidad de hacer un lab sobre el proceso de desarrollo de competencias emprendedoras en jóvenes de varios colegios secundarios de Cuenca y del país y registrar el proceso y el trabajo de los chicos y chicas en video. Realmente no sé cuan innovador sea esto, teniendo en cuenta que a través de los realities se han hecho cantidad de cosas sobre crear empresa. Sin embargo, esta innovación en el contexto viene tocada transversalmente por la ética del cuidado, de la responsabilidad con el entorno, de la sustentabilidad y sostenibilidad. El problema siempre es que a las palabras se las suele llevar el viento y solemos olvidar la mayoría de cosas que aprendemos en el colegio. La idea es logra un aprendizaje significativo. Determinar por qué emprender y cómo eso puede cambiar mi vida y la de mi comunidad para bien.

Aún no sabemos que va a salir de este lab, pero si sabemos que los chicos se están divirtiendo y aprendiendo mucho; también nosotros. 

¿Qué es la realidad?

La forma en la que miramos nuestro mundo, nuestra realidad, nuestro trabajo, etc., está condicionada en gran medida a lo que nos han enseñado a ver. Si aprendemos a mirar  diferente la realidad cambia. Comparto con ustedes esta reflexión de Juan José Gutiérrez respecto de esta premisa, partiendo de un estudio de Humberto Maturana.